Oye aquí

Comparte


Tecno Hispanoamericano

Nuestro búmerang de hoy llega lleno de canciones cargadas de sintetizadores y secuencias que desde los primerísimos años ochenta motivaron a muchos jóvenes a cambiar guitarras y baterías por teclados y cajas de ritmos. Hoy en “Rocanrol Búmerang”: #tecno hispanoamericano. Bienvenidos.

Canción 1: Barco a Venus
Canción 2: Vivimos siempre juntos

Comenzábamos con Barco a Venus de #Mecano en 1983 y luego Vivimos siempre juntos de El lado femenino, álbum solista de Nacho Cano, abanderado del tecno aún después de la disolución de su banda Mecano. Mecano se identificó al comienzo con el movimiento de los “new romantics” y el Tecno Pop. 14 años más tarde Nacho Cano profundizaba en la música electrónica con un estilo muy propio. Por el contrario, el dúo catalán OBK se declara abiertamente seguidor de Depeche Mode, incluso su nombre es la abreviatura de “Oberkorn” un tema instrumental de los británicos.  Oigamos de #OBK su clásico De qué me sirve llorar.

Canción 3: De  qué me sirve llorar
Canción 4: No puedo estar sin ti

Hoy en “Rocanrol búmerang” #techno hispanoamericano. Escuchábamos a OBK con De qué me sirve llorar de 1991 y luego a Moenia con su primera canción importante, No puedo estar sin ti, de 1992. Los grupos de tecno y synth pop fueron profundamente influenciados por los pioneros de la música electrónica, los alemanes #Kraftwek. En 1974 cambiarían para siempre la música con el álbum Autobahn. Un años más tarde el dúo español Azul y Negro siguieron ese camino. Más de 15 álbumes desde comienzos de los años ochenta los confirman como pioneros del tecno, a pesar de que Joaquín Montoya abandonó el dúo en 1993, Carlos García Vaso continúo editando álbumes bajo el nombre Azul y Negro.

Canción 5: Me estoy volviendo loco
Canción 6: El único juego en la ciudad

Escuchábamos Me estoy volviendo loco de #AzulyNegro seguida de El único juego en la ciudad, de La Mode otro importante grupo de ‘la Movida Madrileña’ La Mode era un trío liderado por Fernando ‘el zurdo’ Márquez, el mismo que introdujo a Alaska en Kaka de Luxe, su primer banda punk,  derivó luego en un synth pop sofisticado y glamoroso. Atravesando el Atlántico escucharemos ahora a una banda que hizo importante el tecno en chile, aunque no los recordemos por eso: Los Prisioneros con Muevan las industrias y luego a la banda por excelencia del tecno colombiano, se trata de Estados Alterados con la canción Infecto.

Canción 7: Muevan las industrias
Canción 8: Infecto

Hoy en “Rocanrol búmerang” tecno hispanoamericano. Escuchábamos a Estados Alterados con la canción Infecto del álbum Cuarto Acto editado en 1991, esta agrupación antioqueña ha sido fuente de inspiración y referencia para muchas bandas del rock colombiano en el siglo XXI, Diva Gash, Pornomotora, Supervelcro y Sexy Lucy reconocen la importancia de Estados Alterados como pionera en Colombia de la música hecha con máquinas. Escuchemos una canción de Alaska y Dinarama, grupo liderado por Nacho Canut y luego una de Fangoria el gran proyecto sonoro de Alaska y el mismo Nacho #Canut desde los noventa hasta hoy.

Canción 9: Mi novio es un zombi
Canción 10: Retorciendo Palabras de amor

Mi novio es un zombi.  Olvido Gara ha sido reconocida por el nombre de Alaska,  Dinarama era la dupla de Carlos Berlanga y Nacho Canut.  Cuando Berlanga dejó la banda, ya no tenía sentido llamarse Dinarama, así que Alaska y Nacho Canut cambiaron su nombre a Fangoria. Y de Fangoria oímos Retorciendo palabras de Amor. En Argentina Gustavo #Cerati también decidió explorar el tecno cuando probó suerte como solista aún antes de disolver Soda Stereo. De Cerati solista oiremos Pulsar, y luego oiremos la experiencia del peruano Miki González, que mutó de rockero,  a DJ de sus propias canciones.  Dos latinoamericanos que saltaron del rock a la electrónica.

Canción 11: Pulsar
Canción 12: Akundún

Ese es Miki González, del Perú, remezclando las canciones que él mismo compuso y grabó años atrás. Luego de una etapa roquera exitosa, Miki González, fusionó increíblemente el folclore peruano de los Andes con loops y mezclas electrónicas catalogadas como Chill Out Andino y Amazónico. Un camino parecido al de Boy George: de estrella rock a #DJ electrónico. Vamos llegando así al final de “Rocanrol Búmerang”, hoy tecno hispanoamericano. Pero nos despediremos con la canción Eloise del gran artista español Tino Casal, sofisticación, vanguardia, maestría y un pop exultante y brillante eran reunidos por Tino #Casal en sus canciones. Soy Félix Sant-Jordi y Umberto Pérez me acompaña en los libretos. Hasta un próximo “Rocanrol Búmerang”.

Canción 13: Eloise

Comentarios

Entradas populares de este blog

Gabinete Caligari

Kraken

Molotov