Oye aquí

Comparte


Divididos

[Foto: Mica Villalobos]

Nuestro búmerang traerá de vuelta a una banda portentosa en todo el sentido de la palabra. Aplanando llegará para contar la historia de una leyenda que nació tras otra. Hoy en “Rocanrol Búmerang”: Divididos.

Canción 1: El 38
Canción 2: Luca


Comenzábamos “Rocanrol Búmerang” con El 38 del segundo  disco de Divididos,  Acariciando lo Áspero de 1991 y luego escuchábamos Luca del disco Gol de Mujer de 1998, una canción dedicada a Luca Prodán el malogrado líder de Sumo, una banda hecha leyenda del rock argentino de los años ochenta. Luca #Prodán lideró Sumo entre 1982 y 1987 año en que falleció. Tras la muerte de Luca, los integrantes de Sumo se separaron en dos bandas. Por un lado German #Daffunchio y Alejandro Sokol formarían Las Pelotas y por otro Ricardo #Mollo y Diego #Arnedo Divididos. Escuchemos la canción Che qué esperás?

Canción 3: Che qué esperás?
Canción 4: Cielito lindo

Escuchábamos Che qué esperás? del primer disco de Divididos, 40 Dibujos ahí en el piso de 1989, seguido de una versión de la popularísima canción mexicana #Cielito lindo. El nombre de la nueva banda del guitarrista Ricardo Mollo y el bajista Diego Arnedo, es un recordatorio y un apellido de Sumo, Divididos por la Felicidad es el nombre del primer disco de Sumo, así que Divididos toman su nombre de esta canción. En principio la banda y como era obvio, el sonido del grupo era muy fiel al de Sumo pero con el paso de los discos fueron encontrando un contundente sonido propio que se sostiene principalmente en la guitarra de Ricardo Mollo.

Canción 5: Aladelta
Canción 6: El arriero

Escuchábamos dos clásicos de Divididos que como la mayoría de los temas de la banda adquieren una fuerza avasallante en directo. Teníamos primero #Aladelta de 1991 y luego una versión de El arriero, una hermosa canción de Atahualpa Yupanqui que Divididos incluyó en La Era de la #Boludez de 1993, el tercer álbum de este trío argentino. Divididos puede pensarse en un dúo básico que son Ricardo Mollo y Diego Arnedo ya que casi siempre ha adolecido de un batería estable ya que su baterista más estable, Jorge Araujo que se unió a la banda 1995 los dejó en 2004. Escuchemos ahora dos clásicos más de La Era de la Boludez. Primero #Rasputín con una coda de Hey Jude al final y luego escuchemos Qué ves.

Canción 7: Rasputín
Canción 8: Qué ves

Hoy en “Rocanrol Búmerang” la historia de Divididos. Los conciertos del grupo desde el principio arrastraron a los fanáticos de Sumo, la banda de la que brotó #Divididos. Pero poco a poco, con la contundencia de su música y la emoción de sus canciones interpretadas en directo, reafirmaron la conquista de su público y consiguieron muchísimos más adeptos. Desde 1992 Divididos organizaron sus propios conciertos en el estadio de Obras debido a la falta de apoyo de sus casa disquera.  Allí se aseguraban de estrenar sus nuevas canciones lo que les garantizaba un éxito rotundo a la hora del lanzamiento del nuevo álbum, ya que el público que los seguía lo esperaba ansioso.

Canción 9: Volver ni a palos
Canción 10: Basta fuerte

Del disco Otroletravaladna de 1995, escuchábamos las canciones Volver ni a palos y Basta fuerte. Este álbum cuyo título tiene un significado oculto, es considerado por muchos el mejor momento creativo de la banda junto con el disco La Era de la Boludez. Con este par de discos la banda se colocó en el tope de las listas y se convirtió en la favorita de la crítica y el público. Divididos adquiría entonces el título de ‘La #Aplanadora del Rock’. Para 1995 la banda ya había llegado a la cumbre, sin embargo, de allí no pensaba moverse. Escuchemos ahora Hace que hace, del disco Otroletravaladna.

Canción 11: Hace que hace
Canción 12: Nene de antes

Del disco Gol de Mujer de 1998, escuchábamos la canción Nene de Antes. Gol de Mujer fue presentado en el concierto Buenos Aires Vivo 2 ante más de 100.00 personas confirmando que los años noventa fueron propiedad de ellos, de Divididos en pleno surgimiento del rock barrial y la cumbia villera. El Siglo XXI hasta ahora es testigo de nuevos y sendos discos de Divididos y sus conciertos aun duran cerca de tres horas con más de treinta canciones envueltas de una energía arrolladora, pero esa es otra historia. Soy Félix Sant-Jordi y Umberto Pérez me acompaña en los libretos y la investigación. Nos despedimos con Sobrio a las piñas – Quién se tomó todo el vino. Hasta la próxima

Canción 13: Sobrio a las piñas – Quién se tomó todo el vino

Comentarios

Entradas populares de este blog

Gabinete Caligari

Kraken

Molotov