Oye aquí

Los Abuelos de la Nada



Compártelo:Descárgalo:Más episodios:






Investigación y Libreto por +Umberto Pérez 
Producción y voz +FéLIX RIAñO




Hoy nuestro +Búmerang irá hasta los años ochenta para traernos de vuelta la vida y la pasión de una de las figuras imprescindibles del Rock Argentino. Desde los últimos años sesenta se dedicó en cuerpo y alma a su banda que tan sólo conseguiría la gloria hasta los años ochenta. Hoy le rendimos homenaje a Miguel Abuelo y los Abuelos de la Nada.

Canción 1: Costumbres argentinas
Canción 2: No se desesperen

La historia de “los abuelos” tiene varias etapas bien marcadas, la primera de ellas comienza en 1967. Una tarde, Miguel Ángel Peralta y su amigo, el compositor y escritor de canciones Pipo Lernaud asisten a una reunión de negocios con algún agente discográfico que quiere grabar las canciones de Pipo, a punto de acabar la reunión dicho agente discográfico le pregunta a Miguel que si él tiene una banda a lo que inmediatamente responde con una gran mentira, Sí.

Canción 3: Guindilla ardiente
Canción 4: En la cama o en el suelo

Miguel pacta grabar un disco sencillo dentro de los siguientes tres meses, ese mismo día arma su banda a la que llama Los Abuelos de la Nada, un homenaje a Leopoldo Marecha y su libro El banquete de Severo Arcángel. A partir de entonces Miguel Ángel Peralta sería conocido como Miguel Abuelo.  La banda que armó esa misma tarde no era poca cosa, entre otros estaban Pomo Lorenzo, Pappo Napolitano, Claudio Gabis y Javier Martínez, piezas claves en la historia del Rock Argentino.

Canción 5: Cosas mías
Canción 6: Himno de mi corazón

Los Abuelos de la Nada, graban un sencillo y en vista de que los miembros del grupo tienen perspectivas diferentes sobre el futuro de la banda, Miguel Abuelo renuncia y parte a Madrid. Casi diez años después Miguel volvería para retomar su grupo. En 1981, Miguel engancha un puñado de músicos formidables para la nueva formación de Los Abuelos de la Nada, Cachorro López en el bajo y Gustavo Bazterrica en la guitarra, Polo Corbella en batería, Daniel Melingo en el saxofón y Andrés Calamaro en teclados.
 
Canción 7: Tristeza en la ciudad
Canción 8: Se me olvidó que te olvidé
Canción 9: Cómo debo andar

Los Abuelos de la Nada de la mano de Charly García que ejerció de productor, editan en 1982 el álbum homónimo, Los Abuelos de la Nada, comenzando una carrera imparable durante los siguientes cinco años. En 1983 y en 1984 la banda graba los discos Vasos y Besos e Himno de mi Corazón y llenan varias veces los estadios de Ferro, Obras, y los teatros Coliseo y Luna Park, los más importantes de Argentina. En el medio del éxito particular de “los Abuelos”, Daniel, Melingo y Gustavo Bazterrica abandonan la banda y son reemplazados por Alfredo Desiata y Gringui Herrera.

Canción 10: Hermana Teresa
Canción 11: Así es el calor

Luego de la grabación de Los Abuelos en el Ópera, su único disco en concierto, la banda empieza a sufrir serías averías. De esta forma Calamaro y Cachorro desertan de la locura que significa pertenecer a la banda de Miguel Abuelo que decide detener el curso de la banda e irse a tocar caprichosamente en una gira acústica con su amigo Miguel Cantilo. En 1986 Abuelo reorganizaría la banda con músicos nuevos y el álbum Cosas Mías, sin embargo la ausencia de Calamaro y el resto de la banda vino en detrimento de los nuevos “Abuelos”.
 
Canción 12: Vamos al ruedo
Canción 13: En línea

En 1988 Miguel Abuelo falleció de sida en la ciudad de Buenos Aires, tenía 42 años. La enfermedad acabó en cuestión de días con uno de los músicos más queridos del Rock Argentino que sin quererlo, hizo de Los Abuelos de la Nada una banda legendaria y pionera que hoy nadie duda en reconocer su aporte al pop y el rock de ese país. El lirismo pop, el derroche de energía vital y la figura de Miguel Ángel Peralta bailando y cantando a rabiar permanecen intactos en la memoria de todo aquel que un día soñó con ser un Abuelo de la Nada.

Canción 14: Sin gamulán
Canción 15: No te enamores nunca de aquel marinero bengalí




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada